Día 12 – Dios nos protege del mundo

Escritura: Génesis 33
Canción sugerida: Segura mi esperanza está

Preparación para el culto familiar:
Después de que Jacob luchó con Dios, continuó su viaje. Nuestro texto dice en el versículo 1 «Jacob levantó los ojos y he aquí que Esaú se acercaba». Esto es algo aterrador para Jacob porque había engañado a su hermano con la bendición de su padre y no lo había visto hasta este momento. Esaú tiene todo el derecho de estar enojado con Jacob. Si conocemos toda la historia, sabemos que Esaú, aunque nació de Isaac, incluso siendo el primogénito, no fue un hijo de Dios. Entonces, esperamos que Esaú reaccione de una manera impía aquí, pero no lo hace. ¿Por qué? ¿Cómo? Dios le concedió gracia a Jacob a la vista de Esaú. Cuando caminamos con el Señor y confiamos solo en Él, podemos estar seguros de que Dios nos dará el favor. Esto no siempre significa que nos sucederán cosas buenas, pero siempre estaremos en la voluntad del Señor. Ese es el lugar más seguro para estar.

Preguntas de discusión:

  1. ¿Por qué Jacob puso a Leah y sus hijos al frente?
  2. ¿Esaú aceptó la oferta de Jacob? Por qué no?
  3. ¿Cómo podemos enfrentar situaciones difíciles como las que enfrentó Jacob?

Ore para que confiemos en Cristo en cada situación.