Día 14 – La fidelidad de Dios en tiempos difíciles

Escritura: Génesis 37:12-36
Alabanza sugerida: Estoy bien

Preparación para el culto familiar:
Avanzamos un poco más en la historia de Jacob y su familia hoy. Jacob tenía un hijo favorito, José, que no era su hijo mayor, sino su primogénito de Raquel. La Biblia no aboga por tener hijos favoritos en nuestra familia. Esto está mal y no debe hacerse. Sin embargo, a medida que veamos cómo se desarrolla esta historia, veremos la importancia de José y los planes que Dios tiene para él. A los hermanos de José no le gusta mucho porque su padre lo trata mejor que sus hermanos. Están llenos de celos. Este no es un pecado nuevo que ha surgido en la tierra, sino que se remonta a Caín y Abel. Debido a estos celos, los hermanos de José planean matarlo, sin embargo, Ruben los convenció de arrojarlo a un pozo, pero sus otros hermanos, para obtener ganancias financieras, vendieron a José a la esclavitud. Esto suena como una historia muy malvada y triste, porque lo es, pero aunque los hermanos de José «pensaron hacerme el mal, Dios lo tornó en bien». En Cristo Dios toma las cosas malvadas que la gente nos hace y las cosas difíciles que tenemos que enfrentar en la vida. y las usa para conformarnos a su imagen. ¡Es por eso que las pruebas en nuestras vidas no son malas, sino buenas!

Preguntas de discusión:

  1. ¿Por qué los hermanos de José querían matarlo?
  2. ¿Por qué somos celosos de otros?
  3. ¿Cómo ha usado Dios, en su providencia, un momento difícil en tu vida para conformarte a la imagen de Cristo?

Ora para que confíes en Cristo incluso en los tiempos difíciles.